domingo, 24 de noviembre de 2013

La guerra del mar - Valeria E. Garbo (o sea, yo)

Señores y señoras, damas y caballeros, estoy de vuelta.
A una semana de terminar la carrera, después de cinco años de universidad.
Y con mi segundo libro publicado.

Lo pueden descargar aquí:

Les dejo la sinopsis:

Cibroal… Ese pequeño pueblo que parece una “isla”. Lo mismo de siempre, la misma gente, los mismos edificios, el mismo aburrimiento… Cuando allí el hecho de que una nueva familia se mude sea equiparable a la noticia de una catástrofe mundial. 
Quizás no para todos sus habitantes, pero para Cris esa catástrofe es a nivel personal, «sentimientos» lo suelen llamar, restándole importancia al caos interior que producirá su nuevo y extraño compañero de clase, Matthew Finnigan.

Mil gracias a las chicas de Ediciones Sedna que me ayudaron con este proyecto. Fueron bastante cumplidas, totalmente profesionales y muy amables conmigo. Tienen mucho talento y cualquiera que quiera empezar a publicar un libro, creo que debería considerarlas también como una opción.

Pueden encontrarlas dando click aquí:

Este es un libro de romance y fantasía. Pero definitivamente más de romance. La portada le va genial, porque el libro es así, dulce, calmado y con una sensación cálida como la de un atardecer. O al menos es así como yo lo veo. Igual, en el link que les puse arriba pueden leer la propia opinión de las chicas de Sedna sobre el libro.

Es mi segundo libro este año. El primero lo pueden ver aquí.

Gracias a todos por este momento. En verdad.
Más novedades pronto!

Besos y calma!

jueves, 31 de octubre de 2013

Hola. Te amo. ¿Te casas conmigo?
No. Vivamos en pecado, es más divertido.

Pd. Mi mejor amiga es la mejor, ¿les conté?

Happy Halloween

Every year for Halloween I wanted to be a pumpkin, sunflower, m&m, turtle.

But, when you get older, the costumes tend to get smaller. Finessing curves into eyecandy instead of masterpiece. American beauty turned apple pie cutie.

So, this year, I decided to be a school teacher, nurse, fairy, Wonder Woman.

But, when I went to buy the costume I was like, "Where's the rest of it.? Is B for books or boobs? Was the toothfairy a stripper? To check temperatures or raise them? Oh, hell no. Heels?"

Halloween has become a different type of freakshow and all that I am don't fit prettily into polyester and spandex.

I'd much rather be a sasquatch, Godzilla, King Kong, Lochness. Goblin, ghoul, a zombie with no conscience. Everybody knows I'm a motherfcking monster.

Society is trying to squeeze the fantasy out of us--turn our feminine fatal.

So, this year I think I'll be monster. Let me be mummy--empty of all organs so they'd never fail me. Only my heart would remain, the center of intelligence and emotion. But, I'd never need to feel another pair of greedy eyes on me.


I'd much rather be vampire--my reflection dissapearing every time I looked in the mirror so I wouldn't have to worry about flaws that stare blankly back at me. I will suck everyone woman's stereotype out of your throats.


I've heard that some of the most beautiful women are the craziest ones. On a bdd day I'm human, on a full moon--werewolf that I exist when the lunar ticks. Ticking 'till the time comes when I'm finally comfortable in my own skin.


Let me be your worst nightmare for one night. I'll shed away my wings and Betsy Johnson's and I'll play boogieman. See, I know what you're afraid of--A woman who can do bad, no evil, all by herself. But, nowadays, boogieman is a lot less frightening than a strong woman.


But, no matter what garments we wrap ourselves in, a woman's status as trick, treat, or geek is not up for discussion.

A woman dressing, acting, or being should be her choice.

If a woman wants to wear a skimpy outfit, let it be her choice.

If a woman wants to cover up let it be her choice.

If I wanna be a motherfucking monster then let it be my choice.

Is B for books or for boobs? Both.

To check temperatures or raise them? Both.

Was the tooth fairy a stripper? Maybe.

But who cares?

See, I'd much rather be woman and if it means that I must be a monster then

Happy Halloween.

sábado, 26 de octubre de 2013

domingo, 20 de octubre de 2013

One of my philosophy professors lectured wildly about love once, yelling: ‘When you’re in love with someone, that person is the lighthouse of your universe.’ (I scrawled it inside Science and Poetry in pencil—lighthouse of your universe—as if I would ever forget that phrase.) He was a delightful caricature of his position. I could swear he literally tore his hair out while howling at us. He went on, ‘Nothing means as much without that person.’ One of the men in the class repeated, incredulous, half-laughing, ‘So you’re saying you can’t enjoy, like, a vacation, without someone if you’re really in love with them?’ ‘Of course not,’ the professor replied. ‘Not completely. You recognize beauty, but beauty means less if they don’t witness it with you. Beauty is less. You see something sublime and your first thought is that they should be there with you. It’s not as good without them. They illuminate. They make everything more.’

Why? WHY??!!!

lunes, 30 de septiembre de 2013

"A veces la gente dice y hace lo que cree que los demás quieren que haga. Quizá Tiffany no quería tener sexo contigo pero pensó que te ofrecía algo que tú querías, para que la valorases."

El lado bueno de las cosas - Matthew Quick

sábado, 28 de septiembre de 2013

El 20 de Octubre es mi cumpleaños.

Sé que el 19 voy a estar pensando:
"Mañana es mi cumpleaños, el día que he esperado desde hace tanto tiempo, porque cumplo 20 años, el 20 de octubre, que es el mes 10, que es la mitad de 20 (lo sé, tengo algo con el 20, es MI número)......y lo único que me importa es que hace exactamente un mes que no hablamos".

No quiero arruinarme el cumpleaños, así que mejor me saco esta espina ahora, para no tenerla clavada después.

viernes, 27 de septiembre de 2013

When love arrives - Sarah Kay / Phil Kaye

I knew exactly what love looked like – in seventh grade
Even though I hadn’t met love yet, if love had wandered into my homeroom, I would’ve recognized him at first glance. Love wore a hemp necklace.
I would’ve recognized her at first glance, love wore a tight french braid.
Love played acoustic guitar and knew all my favorite Beatles songs.
Love wasn’t afraid to ride the bus with me.
And I knew, I just must be searching the wrong classrooms, just must be checking the wrong hallways, she was there, I was sure of it.
If only I could find him.
But when love finally showed up, she had a bow cut.
He wore the same clothes every day for a week.
Love hated the bus.
Love didn’t know anything about The Beatles.
Instead, every time I try to kiss love, our teeth got in the way.
Love became the reason I lied to my parents. I’m going to- Ben’s house.
Love had terrible rhythm on the dance floor, but made sure we never missed a slow song.
Love waited by the phone because she knew if her father picked up it would be: “Hello? Hello? I guess they hung up.”
And love grew, stretched like a trampoline.
Love changed. Love disappeared,
Slowly, like baby teeth, losing parts of me I thought I needed.
Love vanished like an amateur magician, and everyone could see the trapdoor but me.
Like a flat tire, there were other places I planned on going, but my plans didn’t matter.
Love stayed away for years, and when love finally reappeared, I barely recognized him.
Love smelt different now, had darker eyes, a broader back, love came with freckles I didn’t recognize.
New birthmarks, a softer voice.
Now there were new sleeping patterns, new favorite books.
Love had songs that reminded him of someone else, songs love didn’t like to listen to. So did I.
But we found a park bench that fit us perfectly
We found jokes that make us laugh.
And now, love makes me fresh homemade chocolate chip cookies.
But love will probably finish most of them for a midnight snack.
Love looks great in lingerie but still likes to wear her retainer.
Love is a terrible driver, but a great navigator.
Love knows where she’s going, it just might take her two hours longer than she planned.
Love is messier now, not as simple.
Love uses the words “boobs” in front of my parents.
Love chews too loud.
Love leaves the cap off the toothpaste.
Love uses smiley faces in her text messages.
And turns out, love shits!
But love also cries.
And love will tell you you are beautiful and mean it, over and over again. “You are beautiful.”
When you first wake up, “you are beautiful.”
When you’ve just been crying, “you are beautiful.”
When you don’t want to hear it, “you are beautiful.”
When you don’t believe it, “you are beautiful.”
When nobody else will tell you, “you are beautiful.”
Love still thinks you are beautiful.
But love is not perfect and will sometimes forget, when you need to hear it most, you are beautiful, do not forget this.
Love is not who you were expecting, love is not who you can predict.
Maybe love is in New York City, already asleep;
You are in California, Australia, wide awake.
Maybe love is always in the wrong time zone.
Maybe love is not ready for you.
Maybe you are not ready for love.
Maybe love just isn’t the marrying type.
Maybe the next time you see love is twenty years after the divorce, love is older now, but just as beautiful as you remembered.
Maybe love is only there for a month.
Maybe love is there for every firework, every birthday party, every hospital visit.
Maybe love stays- maybe love can’t.
Maybe love shouldn’t.
Love arrives exactly when love is supposed to,
And love leaves exactly when love must.
When love arrives, say, “Welcome. Make yourself comfortable.”
If love leaves, ask her to leave the door open behind her.
Turn off the music, listen to the quiet, whisper,
“Thank you for stopping by.”
If someone said three years from now
You'd be long 
I'd stand up and punch them out
Cause they're all wrong
I know better
Cause you said forever
And ever
Who knew

viernes, 20 de septiembre de 2013

Algún día prometiste que no harías nada basado en la suposición de lo que era o no era mejor para mí.
Algún día prometiste que entenderías que solo yo puedo decidir qué es mejor para mí.
Algún día prometiste que nunca te irías.
Pero bueno, supongo que ya estoy acostumbrada a no confiar en tus promesas.

viernes, 13 de septiembre de 2013

miércoles, 4 de septiembre de 2013

El fabricante de cajas musicales

Érase una vez, en un reino donde los cuadrados estaban prohibidos, que un fabricante de cajas musicales soñó con una melodía. Era tan hermosa y desgarradora a la vez que se despertó extasiado y dio vueltas por toda la casa buscando algo que la igualara. Lo rodeaban mil sonidos y formas de imitar los instrumentos, y él tenía las mejores herramientas.
Josué, como se llamaba, provenía de una larga estirpe de fabricantes de cajas musicales. Desde los tiempos de Ricardo, El Magnífico, cuando los cuadrados aún no estaban prohibidos, su familia había empezado el negocio. Su fama se había extendido y tenían una tienda en la calle central del reino. Sus cajas se vendían a nobles y pueblerinos. Eran el regalo ideal para una madre en su cumpleaños o para que un caballero declarara su amor a una doncella. Todos las amaban.
Sin embargo, las cajas de su familia siempre fueron cuadradas. Siempre. Las esquinas, algo despreciable en el nuevo régimen, eran para su madre “aquellos dulces lugares que te pueden herir, pero te enseñan que siempre hay un lugar donde girar a un nuevo lado”. Josué había aprendido esa filosofía mientras crecía.
Pero desde que el rey había descubierto que los sellos de sus enemigos se grababan sobre cuadrados, y sus estandartes también tenían esa forma, había decidido eliminarlos. Todo aquel que poseyera un cuadrado era acusado de traición al reino y ejecutado en la plaza central. Sus padres no pudieron superarlo y estuvieron a punto de cerrar la tienda. Josué, que acababa de aprender el oficio, se había visto obligado hacer cajas redondas. Cuando las ventas se mantuvieron, lo dejaron a cargo. Sin embargo, cada vez que Josué regresaba a casa, los encontraba haciendo cajas cuadradas. Con miedo, había creado un sótano para que pasaran sus horas allí, pues si alguien los descubría, el rey los mataría.
Sus padres nunca renunciaron a su pasión y murieron entre su música en cajas cuadradas. A escondidas, Josué había enterrado sus favoritas con ellos: giró las manivelas y dejó la música puesta, para que sonara hasta que sus huesos se convirtieran en polvo.
Pero ese día, nuestro fabricante había soñado con sus padres y con una melodía que lo obsesionó hasta un punto rayano en la locura. Tomó sus herramientas y empezó a crear diferentes patrones de remaches en los discos. Probó una y otra vez sin éxito. Sus empleados se acercaban a preguntarle si todo iba bien  y Josué los alejaba con un resoplido exasperado.
Mientras iba y venía de un lado a otro, jalándose los cabellos en su desesperación, se cruzó con la puerta hacia el sótano. Estaba vieja y llena de polvo, porque nadie había entrado en años. Fue allí cuando lo supo: la única forma de reproducir esa melodía del alma era con una caja que saliera de la suya. Y para que eso pasara, tenía ser una caja cuadrada. La música sonaba como familia y toda su infancia estaba repleta de cuadrados. Nunca había descubierto si era la acústica, el amor o simple capricho, pero había algo en la magia de una caja musical cuadrada que las redondas no podían igualar.
Josué trabajó durante una semana sin descanso. Cuando terminó, las ojeras bordeaban su rostro y, sin embargo, alguien que lo conociera diría que había rejuvenecido.
Admiró su obra de arte y ni siquiera se atrevió a activar la música. En lo más hondo de su ser sabía que lo había conseguido. Cerró la caja y, en la tapa, grabó el apellido de su familia: Milian. Josué estaba tan emocionado que supo que debía llevarla al palacio. Si el rey pudiera escuchar aquellas notas, se daría cuenta de lo absurdo que era prohibir los cuadrados cuando había música tan hermosa surgiendo de ellos.
Lanzando una capa sobre sus hombros, corrió a sus cuadras y se apeó sobre el primer caballo que vio. Presuroso, partió a todo galope. No escuchó los gritos de los sirvientes que lo seguían.

—¡Señor, esperad! El caballo tiene una pata herida.

Sin embargo, Josué lo descubrió pronto al doblar una calle. Por primera vez, resultó útil que las calles y esquinas se hubieran vuelto curvas pues la caída del caballo no fue tan brusca. Josué salió disparado de la silla hacia el escaparate de una tienda.  Se golpeó la espalda y muchos corrieron a ayudarlo. La caja cayó de sus manos, aterrizando sobre la acera, junto a él.
Todos los que se habían acercado, se detuvieron como petrificados. Una mujer soltó un grito.

—¡Cuadrado! ¡Cuadrado!

Ante esa palabra, se desató un pandemónium. La gente salió corriendo, deseosa de alejarse del elemento extraño. La multitud atropelló todo a su paso. Una cuadrilla de guardias se abrió camino, cercando la caja y a su dueño, para evitar que nadie traspasara los límites. Uno de ellos intentó quitársela para llevarla como prueba, pero tuvo que desistir porque Josué se negaba a soltarla. Se lo llevaron a rastras, todavía abrazado a su creación.
Josué pasó días y noches en los calabozos de palacio, sin responder las acusaciones. El día de su ejecución lo sacaron entre los insultos del pueblo. Ni siquiera los escuchó, preocupado por no ser separado de la caja que acunaba en su regazo.
Cuando lo colocaron sobre el madero, mientras el verdugo afilaba su guadaña, Josué  puso la caja frente a él. Con un movimiento lento y armonioso, accionó la manivela y la abrió. Las figura de la familia que había tallado empezaron a dar vueltas en la superficie. Sólo él estaba escuchando la melodía pues el alboroto de la gente impedía que la música alcanzara otros oídos. Y allí, a punto de morir, Josué supo de dónde provenía. Era la llamada de su familia, que esperaba por él, en un mundo donde los cuadrados no estaban prohibidos.
El verdugo, sin darse cuenta de la feliz sonrisa de su condenado, le cortó la cabeza entre las aclamaciones del pueblo. Y así murió el último fabricante de cajas musicales cuadradas del reino.
Pero aquella misma tarde, el reino enemigo invadió las calles y derrocó al rey. Cuando fueron a ejecutarlo, tuvieron que sacar el cuerpo del Josué para que ocupara su lugar. El nuevo verdugo vio a sus pies la caja musical y quedó asombrado por la belleza de las notas. Apreciando en ella su valor, la llevó ante el nuevo rey.

Así fue que la caja empezó a sonar con la melodía de la vida del último fabricante de cajas musicales cuadradas. Y de ese modo, vivió para siempre.

Pd. Este fue el cuento con el que participé y gané un concurso en un foro. Quería compartirlo ^^

domingo, 25 de agosto de 2013

Extraño hablar de todo y nada.
Extraño las risas, los momentos calmados y las películas.
Extraño las largas caminatas.
Extraño las salidas a tomar y hablar sobre la universidad.
Extraño ir a Miraflores y reírnos de todo.
Extraño las miradas cómplices en clase.
Extraño los trabajos grupales en Starbucks.
Las extraño a montones.
Esto de alejarnos por la universidad y el trabajo, se siente como crecer.
Ya es el último ciclo para acabar la carrera. Ya empieza nuestra vida de grandes y llena de responsabilidades. Ya se están alejando todas.
Tal vez solo tengo un mal complejo de Peter Pan, pero las extraño, chicas y espero que nuestro pequeño grupo de amigas que empezó en la universidad, no se termine con ella.

miércoles, 21 de agosto de 2013

La cena literaria

Hace un tiempo (bastante en realidad), Estudiante de Biología me nominó para seguir un tag que me encantó muchísimo.

Este tag se llama "La cena literaria"  y consiste en responder las siguientes preguntas sobre quien invitaríamos a una cena, en estas se ven sumidos varias categorías como villanos y cosas por el estilo, así que comenzamos...

1.- Un personaje que cocina o le gusta cocinar:
Fritz, de "La hermandad de la daga negra". Es el mayordomo perfecto y además de cocinar, seguro que me limpia la casa y cuelga un par de Van Goghs por ahí.

2.- Un personaje con dinero que puede patrocinar tu cena.
Edmundo Dantés, el mismísimo Conde de Montecristo. Además, él sí que sabe cómo organizar cenas que sorprendan a sus invitados trayendo comidas desde lugares remotos.

3.- Un personaje que podría causar una escena.
Charley Davidson de Primera tumba a la derecha y secuelas. Siempre está tan dormida que sin su dosis de cafeína, tal vez le tira el puré encima a alguien porque cree que necesita un buen sombrero. Y obviamente sé que la seguiría Reyes. Nada como el ángel de la muerte y el hijo de Satanás para sazonar un poco el ambiente.

4.- Un personaje que es divertido.
Magnus Bane. Me encantaría tenerlo encantando bebidas y convirtiendo a los invitados más odiosos en animales. El gran brujo de Brooklynn sabe cómo mantener entretenida a la gente relatando sus grandes aventuras.

5.- Un personaje popular.
Caesar Flickerman, con sus frases animadas y su forma de no hacer quedar mal a nadie. Podría armar entrevistas para mis invitados y luego armar un video de recuerdo con los mejores momentos. 

6.- Un villano.
Kirtash de Memorias de Idhún. Un villano sexy y totalmente genial. Es intrigante y con la dosis justa de maldad.

7.- Una pareja, no necesariamente romántica.
Fred y George Weasley. Seguramente nos harían reír como locos y podrían estar a cargo del espectáculo de fuegos artificiales.

8.- Héroe o Heroína.
Matilda, quien libró a la escuela y a la señorita Honey de la malvada directora Trunchbull. Alguien que sabe tanto sobre libros sería genial para conversar toda la noche.

9.- Un personaje menospreciado.
Christian Ozera de Vampire Academy. No sé cómo explicar lo mucho que lo amo y lo poco que lo tienen en consideración.

10.- Un personaje de tu propia elección.
El doctor John Watson, para que nos cuente algunos de los mejores misterios resueltos por Sherlock Holmes.

Y nomino a....pues a todos los que quieran llevarse el tag. Son bienvenidos ^^

sábado, 17 de agosto de 2013

Interlocking Stars - Meli A. Scènariste


En la historia de la ciencia, la alquimia es una antigua práctica protocientífica y una disciplina filosófica que…

Oh, perdona, ¿te sonó mucho a Wikipedia? Debe ser porque es de allí. Ahora, vamos con los hechos reales: Los alquimistas son lo mejor de lo mejor. Pero tú no quieres una aburrida y larga definición. Para eso está este libro: no encontrarás nada que sea tan interesante y divertido, como lo que puedes encontrar aquí.

Aprilynne es una chica medianamente normal si le descontamos que tiene poderes, que se acaba de mudar a Seattle, con su mejor amiga a una llamada de distancia y que ingresa a una Academia llena de chicas principiantes con hormonas alborotadas. Con un pequeño giro en los acontecimientos, April se verá involucrada en una misión con 1 chico de ojos chocolate, 1 gay, 2 gemelos…y 1 sexy chico bastantearrogante especial, que a lo mejor la conquiste enamore un poco ¿o demasiado?. Juntos, tendrán que buscar lo que todo alquimista desea: la piedra filosofal. Sin embargo…

¿Qué hace diferente a este grupo de alquimistas de todos los otros que han ido en busca con el mismo propósito? ¿Qué los hará encontrarla o pensar que pueden?
¿Qué los hace tan especiales?

¿Acaso no te pican las uñas por mirar ahora mismo y ver qué tanto encuentras? ¿Qué hace tan parecidas y a la vez diferentes a la alquimia y a la magia?


Este libro me llamó la atención desde un primer momento porque tenía un tema que lo distinguía de los demás: la alquimia.
Ciertamente, en estos tiempos de vampiros, hombres lobo y ángeles, un par de alquimistas sexys son un respiro.
Como ya pudieron leer en la sinopsis, esta es la historia de Aprilynne, una chica que llega a una academia de alquimistas y, de repente, se ve embarcada con cinco chicos en una gran aventura tras la codiciada piedra filosofal.
Pero este libro es mucho más que una aventura: es una historia de amor y amistad con grandes momentos.

1. Personajes:

  • April: Es una chica alquimista que llega a la academia para aprender más sobre sus dones. No suelo ir por los personajes muy femeninos y lindos, pero ella tiene sus momentos. Si bien es tierna y delicada, también puede ser fuerte y poner en su lugar a quien la hace molestar.

Yo no soy como esas niñas estúpidas que suspiran por ti. ¡Oh no! Yo no soy así. Si quieres conquistarme tendrás que luchar por ello porque como verás, no lo estás logrando. ¿Por qué no lo estás logrando? Porque eres un estúpido arrogante que tiene un problema de ego y que no puede soportar que una muchachita nueva no le preste un jodido minuto de atención. 

A April también le gusta leer y estoy segura que muchos podrán identificarse cuando ella habla de Química Perfecta o Anna and the frech kiss. Aunque sí hay una diferencia irreconciliable de mi parte: a April no le gustan los gatos (¡Los gatos son increíbles!).

  • Caleb: El otro protagonista de la historia. Es un alquimista conquistador, divertido y, lo más importante,  muy sexy adora a April.
  • Raúl: Es el mejor amigo de Caleb y tiene una historia que se verá pronto en la secuela de este libro. Es el más sensato de la historia y, lo siento, pero lo amé más que a Caleb.
  • Gabriel: El personaje que más me sorprendió. Lo odié la mitad del libro. Era cliché, me sonaba falso y resultaba exasperante. Sin embargo, el giro que le dan a su personaje en la segunda mitad fue increíble. Entonces.... lo adoré.

Oye C, ¿Por qué no me tratas así, cariñito? dijo, mientras movía a Caleb de un lado a otro.
—Te dije... que no me dijeras cariñito... —le reprendió Caleb furioso.
—Ay... pícaro entonces, ¿cómo quieres que te diga? —hizo como si estuviese pensando demasiado—. Ya sé, mi pichoncito de fuego, o si no mi Darth Vader... —su voz se tornó seductora lo que hizo que Caleb se estremeciera y April tuviera que ahogar una risita. 

  • Los gemelos: También son amigos de Caleb y me hicieron reír como loca. Son ocurrentes, guapísimos, tienen acento británico y ¡uno de ellos ama a Bob Esponja!
  • La abuela de Caleb: Ella NO es una abuela típica. Si tiene que elegir algo que termine en "lletas", irá por "metralletas" en lugar de "galletas".
¿Qué iba a decir? ¡Oh, claro! No me he presentado. Es un gusto, cariño. Mi nombre es Eva, pero me puedes decir Eva. Ni se te ocurra llamarme “abue” o “suegrita”. No soporto eso, Dios... Una vez, Caleb trajo a esta chica, ¿sabes? Y lo primero que me dijo fue “¡Ay, señora! ¡Es un gusto conocerla! Creo que nos llevaremos de maravilla. Pronto le diré suegrita” —Hizo una mueca de asco, como imaginarás, la señorita “suegrita” no acabo siendo ni una mascota en esta casa, porque Caleb se deshizo de ella en cuanto pudo. Suegrita, qué niña más estúpida.
  • Scarlett: la mejor amiga de April. Es uno de los personajes más pintorescos del libro y aunque sus intervenciones son cortas, tienen tanta fuerza que la hacen inolvidable.

— ¿Quién te está hablando, April? ¡¿Esa fue la voz de un hombre?! ¡No llevas ni 3 días en ese lugar y ya conseguiste novio! ¿Cómo se llama? ¿Es sexy? Tiene voz sexy... ¡Pregúntale si tiene un hermano sexy! ¡Pregúntale April! Scarlet casi daba saltos en su habitación. 

2. Estilo:

Interlocking Stars está escrito con un estilo inocente y bonito. Si bien la autora señala que lo empezó con trece años, el estilo divertido y ligero se mantiene bastante bien.
Aunque en muchas cosas se nota la inexperiencia del comienzo y cómo empezó a tomar más seguridad en la segunda mitad.

3. Errores:
  • A veces se da un manejo inocente de los diálogos y oraciones que suenan demasiado coloquiales. Sin embargo, en general, resulta igual de divertido. 

Si no funcionas, juro que llamo al fontanero... —su sonrisa se tornó maliciosaY sé que no te gusta que toquen tus tubitos ¿no es así? — Como si la ducha pudiera entender, el agua pasó de helada a una temperatura ambiente, perfecta para ella.

—Buena chica... —le dijo, mientras acariciaba el tubo de la ducha...

Okay... Ni que la ducha fuera caballo, ahora sí estaba segura de que se había chiflado.

  • Empieza con bastantes descripciones, que a veces se vuelven casi innecesarias sobre la ropa que elige April, el maquillaje, los accesorios. Cada día tenemos un detallado momento de qué se pone exactamente la protagonista. Si bien no está mal, repetirlo todo el tiempo cansa si no tiene importancia en la historia (como si April estudiara moda y maquillaje, por ejemplo). En todo caso, al menos se entiende lo dulce y vintage que es la chica.

Se puso una blusa de color beige, la cual era ceñida al cuerpo, aunque las mangas eran sueltas. Tomó un jeans tubo y unas converse All Star negras. Después de unos segundos, se vio al espejo que había en su habitación. Se arregló su cabello, que era lacio pero que en las puntas se formaban rizos. Se colocó brillo labial, se arregló las pestañas con rímel y sus ojos verdes con delineador negro. Sombra de ojos rosado pálido que se notaba muy poco. 

4. Giros argumentales: 

La historia empieza con bastante rapidez porque April ha pasado toda su vida sabiendo que era alquimista. Rápidamente aprende mucho más sobre el nuevo mundo y de repente, ¡pum! ya está en una misión y a puertas de un enamoramiento (aunque esto último se explica durante el libro).

Debo decir que pocas revelaciones me sorprendieron, y solo hubo una que me atrapó con la guardia baja: la de Gabriel.

Fue relativamente fácil saber quiénes eran los verdaderos villanos pero el suspenso a lo largo del libro está bien manejado y el final fue bastante bueno.

5. El final:

Un muy buen final para una historia que parecía simple. No lo esperaba así y la solución que vino para los problemas fue reveladora. Hay un par de cosas que pasan en las últimas páginas que estoy segura que no van a poder despegarse del libro.

6. Otros:
  • Habrá una secuela: Reaching the Stars, con dos personajes que aparecieron en este libro y cuya historia adoré. Los estoy esperando locamente porque fueron de mis favoritos.
  • Las leyendas de los alquimistas y todo lo que ha creado la autora sobre su origen y desarrollo ha sido muy interesante. Es bueno ver que se ha informado y al mismo tiempo añadió detalles llenos de imaginación.
  • El humor del libro es sencillo pero te saca sonrisas y carcajadas por doquier.
Él tiene 16, está en esa edad de: “Si me caes mal, arruinaré tu vida social por Facebook, escribiendo que tienes pelos en las manos y enviándote indirectas en mis estados”.

  • La portada es totalmente original y hermosa, al igual que el pdf. Mis felicitaciones totales a Clyo.


Clasificación A: 6, 2
A pesar de que mejora muchísimo al final, el inicio tiene varias cosas que podrían mejorarse.

Clasificación B: Un 6,6
La historia tiene muchos puntos fuertes y el trabajo que hay en el mundo alquimista me pareció innovador y tierno a la vez. Los personajes se distinguen perfectamente y muchos terminan robándose tu cariño.

Clasificación C: 
Para esos momentos en que quieres una historia juvenil fantástica llena de aventuras, amistad y amor. Sobre todo si quieres descubrir más sobre el increíble mundo de los alquimistas.

Este es el primer libro de Meli y como todo debut de escritor, es evidente que lo adora. Para conocer más de ella, la pueden seguir en su blog: Interwined Hearts

Pueden leer otro libro suyo, que si tuviera que calificar hasta ahora, le daría un sobresaliente: Hope is the only thing left
Es una historia conmovedora, que toca un temas como el bullying, la soledad, la amistad y la fuerza de las decisiones. Lean ese libro, no se arrepentirán. Además, les aseguro que se enamorarán de Trey, el chico es increíble y le da toques de humor sencillamente perfectos.

Será publicada por Ediciones Sedna y en su blog pueden ver la sinopsis y la portada no oficial.